17 may. 2009

Perdón, ¿qué veneno?

Lejos de la ventana emana el veneno verde
que provoca que las hormigas se retuerzan del dolor.
La lluvia ya ni les sirve de consuelo.
Como siempre, todos ignoran lo sucedido y vuelven a dormir,
pero... ¿y las hormigas que no tienen con quién hacerlo?
Pobres insectos, abusados por el
destino encajonado que las personas
obligaron que tuvieran una muerte trágica y dolorosa,
algo así como el dolor que reciben las plantas al ser comidas
vivas poco a poco, sin poder hacer nada.

¿Qué pasaría si un malabarista del circo quedase encerrado
en el fuego del cielo, ya sea mañana o tarde...?
Su emoción fue tanta que decidió aplicar sus habilidades en el mismo cielo,
aunque se quemara más de la cuenta.
Y nadie le impide nada, ¿qué vamos a hacerle?,
es su vida, y si él decide fusionarse con su propio
arte natural pues, ¡excelente por él!
Porque casi nadie se atreve a hacer eso.
La cosa no es quién se atreve y quién no.
Hay que ver si logramos dejar de criticar y encacillar mentes.

¿Cómo se sentiría una vaca si sabe que su único destino
es la muerte sangrienta bajo cuatro paredes blancas
para ser luego destrozada y hartada por los demás?
Al menos me imagino el momento si esa fuera yo.
Se me tensa el pecho.
Pero tranquilos... sólo son animales cazables y somos depredadores.
Que algo quede claro, no hay que irse a los extremos.
Todos le hacemos siempre daño a la Tierra, y hasta a nosotros mismos.
Ese es el 'problema natural' que siempre ha estado y estará.

Oh Melba, oh esbelta? No, tuerca

Después cayendo, amaneció.
Salió el lobo de la porcina feroz,
y un aguacate misterioso sale de las sombras,
el pubis resaltó y con una expresión gritó:
"Pártame una rodilla, oh Melba, ¿quién come?"
Y alfalfas salieron del poder marmótico.
El huevo amniótico del pájaro metálico fuma hierba caducifolia que encontró en la frontera,
lo que incita alucinar y ver pitufos friendo gusanos sembrados de árboles
purple haze verde verde amarillo feliz.
Me pica la sanja bochorno.
Un guapo arroz ingiere corchos que saludan con un:
"nació, ¿quién?, come saldol"
La lechuza encontró el suelo de sus pensamientos
con la sinopsis de sus labios
y descubrió un aplauso explosivo lleno de baratijas
con besos de tomate hasta el pastizal andante.
Balsame, oh quién, bástamela.
Bástamela, quién Melba, oh oh, oh oh.
Este flash de circuitos tornasol de margaritas turquesa.
El largo blanco, oh cariblanco.
Cebus capuccinus, ottus jerezus;(punto y coma) gracias oh Roma.
¿Por qué? Espaguettis por doquier.
¿Qué es esto, manifiesto? ¿O será Efesto?
¿Quién quiere dañar un vegetal? si... la mente del ser superior
está al lado de la superficie interespacial que sobrepasa
toda órbita felina.
Si tuviese el poder de expandir más el Universo,
sería un poema musical dentro de melodías psicodélicas
tratando de captar un tema difícil de explicar.
Sin razón alguna, la escarcha marca la piel que sobresale del sistema cósmico
que extiende el Universo bajo la inmensa especialidad del punto estándar,
no, no queremos ser otro "ellos".
¡Hay que estallar a otra dimensión!!!
Sólo arden un poco los ojos,
nada vuela más que el aire,
y es para Reta: pajarraco teriyaqui estanque filosofatti patty. No puedo más chino por hoy.
Escucho la preparación. Se viene el ácido de la canción... esperemos.
Intento volver a la realidad, pero buah... es imposible.
Extengamos la vida, es como un tumor musical
que indígenas rescataron del bello pasado terrestre y psicoactivo.
Si tan solo la manzana me hiciera mover el estómago de lugar,
sería tan demente...
Nos guiaron a formar la estrella y frasear:
"los nómadas volvieron a coexistir"
Y un mensaje sale de la arena:
"Y cuando el mosquito dijo '¡QUÉ RICO!!!',
sopló un pito y juju UY, un quesito"
Melba, Melba, ¿esconde quién el platón?
Flácido uñero brillante, uva...
oh Melba, Melba, Melba...